GOYO SARAVIA

Goyo Saravia es terapeuta Gestalt, profesor de filosofía y comunicador. Nació en Buenos Aires, ciudad en la que vivió durante veintisiete años. En aquella época llena de inquietudes, su mente deambuló entre Platón, Nietzsche y Freud; la literatura, el cine, el teatro y la cultura rock.

La impronta psicoanalítica en su hogar familiar se hizo sentir tempranamente. Además de varios años como paciente, recibió la influencia decisiva del hermano mayor de su madre: un psicoanalista lacaniano de pura cepa. En el colegio tuvo algo de espíritu justiciero, lo que quizá luego le impulsó a estudiar la carrera de Derecho.

Goyo
Saravia

Terapeuta Gestalt

Al finalizar su licenciatura en la Universidad de Buenos Aires, se radicó en Madrid a partir del año 2003. Realizó estudios de postgrado en derechos humanos y una tesis doctoral sobre filosofía política. Ha sido docente en las facultades de Comunicación Audiovisual, Economía, Sociología, Humanidades, Periodismo y Derecho. Sus principales líneas de investigación dentro de las Humanidades y las Ciencias Sociales son la Historia de la Filosofía Antigua y Moderna, la Filosofía Política y del Derecho, el Pensamiento Contemporáneo. Durante cinco años consecutivos ha coordinado un taller dedicado a la Memoria Histórica y los derechos humanos, dirigido principalmente a estudiantes de postgrado latinoamericanos.

Como terapeuta Gestalt se ha especializado en los hombres a través de la búsqueda de nuevos modelos de masculinidad y ofreciendo espacios en los que tomar conciencia de la vulnerabilidad y las necesidades emocionales. Creador, junto con Antonio Capa, de Homens. Cree que es imprescindible establecer un puente de diálogo e intercambio de experiencias con los feminismos. Cuando echa la vista atrás, se ve siempre apasionado por escuchar a los demás.

En la actualidad está llevando a cabo una investigación teórico-práctica (talleres, cursos, reflexiones) sobre la vinculación entre la educación y la psicología humanística. Sigue encandilado con la maravilla de la comunicación humana y muy agradecido con la vida, entre otras cosas, por la inconmensurable experiencia de la paternidad. Cree en la transformación de nuestra conciencia para que nada de lo humano nos resulte ajeno.